10 RIESGOS DE LLEVAR LENTILLAS

Son muchas las personas que usan lentillas a diario. Y también son muchas las que (erróneamente) alargan su uso o simplemente no las limpian bien. Queremos evitar que no cuidarlas te puedan causar alguna patología ocular que otra, por lo que te advertimos de diez riesgos que corres cuando no las usas con cabeza.

 

1 – Al manipularlas

Es el momento más peligroso de todos pues sueles manipularlas varias veces al día y tienes que tocarlas con tus dedos. Esto puede provocar infecciones e irritaciones por lo que recomendamos lavarse bien las manos antes de tocar las lentillas. También es importante no rozarlas con las uñas pues pueden desgarrar o rayar las lentes de contacto al quitarlas o ponerlas. Finalmente, es importante no limpiarlas con el agua del grifo: siempre se debe usar una solución apropiada según el tipo de lentillas. Cualquier profesional de la visión puede ayudar con la elección del mejor líquido de mantenimiento para tus lentes.

 

2 – Cuando se abusa de su tiempo de uso

A pesar de que ha habido una notable mejora en los materiales que se usan en la fabricación de las lentillas, no se aconseja llevarlas las 24 horas del día. Por lo tanto lo mejor es dosificar su uso visto que bloquean el oxígeno que llega a los ojos. Abusar del tiempo de uso puede desencadenar la aparición de conjuntivitis o padecer riesgo de úlceras en la córnea. Otro factor importante es la durabilidad: si son para un mes, no es aconsejable “estirar” su uso más de lo indicado por el fabricante. Ahorrarás dinero, sí, pero perjudicarás tu salud visual y a la larga podría costarte muy caro.

 

3 – Cuando se toman medicamentos

Ciertos medicamentos pueden causar ojo seco y agravarse por el uso de lentillas

 

Hay medicamentos que provocan efectos secundarios en la visión. Tomar la píldora anticonceptiva aumenta el estrógeno y puede hacer que los ojos de una mujer sean más sensibles a las lentes de contacto,  disminuyendo la producción de lágrimas y hacer que los ojos estén más secos. Los antihistamínicos (usados para aliviar una alergia) también pueden provocar el síndrome de ojo seco. Ciertos tipos de medicamentos para el acné pueden causar una sensación de picor y el ácido acetilsalicílico puede irritar los ojos.

 

No está de más recordar que si tienes que ponerte gotas, asegúrate que es un colirio compatible con el material de las lentillas, ya que no todos son apropiados para administrarlos con las lentillas puestas.

Así pues, si toma algún medicamento de manera regular, coméntaselo a tu oftalmólogo pues deberá de tenerlo en cuenta a la hora de recetar unas lentillas.

 

4 – Los líquidos de mantenimiento

En el mercado hay muchos tipos de líquidos de mantenimiento y no todos valen para tus lentillas: algunos son para enjuagar, otros limpian, otros desinfectan… Es importante que el profesional de la visión te recomiende el que mejor se adecua a tus lentillas. Y más importante aún es estar atento a la fecha de caducidad: usar un líquido de mantenimiento caducado puede causarte irritación y escozor en los ojos. En el caso de viajar lo mejor es comprar el formato “viaje” pues traspasando el líquido a otro recipiente corremos el riesgo de contaminarlo y tener problemas fuera de casa.

 

5 – Cuando te provocan ojo seco

Hay que tener en cuenta que las lentillas suelen cubrir la superficie del ojo y por lo tanto, la entrada de oxígeno en el mismo es inferior por lo que se puede provocar sensación de ojo seco. Esta desagradable sensación puede agravarse en lugares como en aviones, zonas con clima seco o mientras se toman los antihistamínicos. Por eso se recomienda usar gotas humectantes así como parpadear a menudo con el fin de mantener los ojos correctamente lubricados.

 

6 – Cuando te maquillas

Si te maquillas, debes de saber que los productos que usas pueden irritarte los ojos además de compartir patologías oculares por lo que nunca compartas tu maquillaje con otra persona. No te maquilles en el caso de tener los ojos rojos o hinchados. En el caso del rímel, escoge uno  resistente al agua. También es mejor optar por hidratantes hipoalergénicos a base de agua. Si usas lentillas blandas, póntelas antes de maquillarte. En el caso de lentillas rígidas permeables al gas, mejor ponérselas después de maquillarse. A la hora de desmaquillarse, es mejor retirar las lentillas antes (sea cual sea el tipo). (Aprende a desmaquillarte bien en este post)

 

Ten especial cuidado al maquillarte si llevas lentillas

 

7 – Cuando vas a cortarte el pelo

En las peluquerías / barberías se usan productos químicos (lacas,…) que pueden afectar a las lentillas que pueden provocar, a su vez, molestias en la visión. Así pues es importante parpadear con más frecuencia si estás atrapado debajo del secador del pelo: evitarás que tus ojos se sequen debido al aire caliente que se expulsa del mismo.

 

8 – En la calle

El polvo, la contaminación, el polen en primavera y hasta la caspa contenida en el pelo de los animales domésticos pueden llegar hasta los ojos y adherirse a las lentillas pudiendo provocar irritación en los ojos. (Descubre más en este post).

 

9 – Practicando deporte

Cuando practicas deporte donde se suda mucho, es importante evitar que el sudor te entre en los ojos. Una porque irrita y dos porque el sudor ensucia las lentillas y deberás ser más cuidadoso a la hora de limpiarlas. Pero dónde más específicamente hay riesgo de infección es cuando se acude a la piscina. En la actualidad en pocas piscinas se puede practicar la natación sin el uso de gafas protectoras. El cloro puede irritar los ojos. Los demás agentes químicos pueden provocar alguna que otra patología ocular como conjuntivitis. A pesar de usar gafas, se recomienda no nadar con las lentillas puestas. En caso de no tener otra opción, entonces se recomienda usar lentillas diarias y desecharlas después de la actividad, ya que de esta forma disminuye el riesgo de contaminación. Más consejos en el siguiente post.

 

10 – Si fumas…

El tabaco no es bueno ni para tus pulmones ni para tus ojos

 

Deberías saber que el humo pone en riesgo no sólo tus pulmones sino también tus ojos: los fumadores que usan lentillas corren 8 veces más el riesgo de desarrollar úlceras en la cornea respecto a los que no usan lentes de contacto. Descubre cómo afecta el tabaco en este post

 

Tras conocer estos riesgos, es importante consultar a un profesional de la visión si se experimenta visión borrosa o se detectan signos de una infección ocular (picor, irritación,…) mientras llevas lentillas. Al primer síntoma, se recomienda prescindir de ellas.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*