NIÑOS, DEPORTE Y LENTES DE CONTACTO

push-ups-888024_1920-1024x682.jpg

La mayoría de los niños que tienen problemas visuales como miopía, hipermetropía y astigmatismo, acaban llevando gafas graduadas.

 

Pero en el caso de los niños que practican algún deporte, este pequeño detalle hará que no les sea totalmente cómoda la práctica de su actividad deportiva preferida o que acaben perdiendo el interés por ella. Y es que un niño con gafas siempre corre el riesgo de romperlas ya sea por un golpe de pelota o un percance con un compañero / rival. También influye el lado estético pues con este cambio, muchos dejan de practicar deporte y sólo lo hacen cuando están obligados en el colegio.

 

Las lentes de contacto pueden ser una solución. Hoy en día las casas comerciales ofrecen un gran abanico por lo que se puede escoger entre diarias, quincenales, mensuales,… La más recomendada y la más utilizada para la práctica de cualquier deporte es la diaria.

Los motivos:

  • Al ser de un solo uso, al acabar de hacer deporte o al final del día, se tiran;
  • Son más cómodas que las gafas;
  • Aportan una buena calidad visual;
  • No necesitan ningún tipo de mantenimiento (ni porta lentes ni líquidos) y por lo tanto no hay que limpiarlas ni tener un especial cuidado.

Todos estos elementos hacen que se minimice el riesgo de contraer infecciones.

 

Las lentes de contacto son ideales para niños con defectos refractivos

 

En general, las lentes de contacto son ideales para niños que practican deporte visto que:

  • Mejoran la visión central y la periférica,
  • Aportan confianza, comodidad y seguridad,
  • Impiden la entrada de partículas en los ojos,
  • Son casi imperceptibles.

 

Una vez el niño se haya adaptado a las lentillas, es probable que se sienta más confiado, cómodo y seguro. E incluso su rendimiento deportivo se podría ver mejorado.

 

A pesar de todos estos beneficios, es importante tener en cuenta que no es recomendable el uso de lentes de contacto a diario durante muchas horas en niños ya que sus ojos aún están en periodo de crecimiento y requieren un alto nivel de oxígeno. El hecho de abusar de las lentillas puede provocar cambios irreversibles en la cornea y que el niño desarrolle una intolerancia a las mismas antes de hora. También puede pasar que la cornea se vea afectada por el crecimiento anormal de vasos sanguíneos.  Por este motivo se recomienda el uso de lentes de contacto en niños exclusivamente en momentos puntuales como el tiempo de hacer deporte.

 

Así pues, las lentes de contacto pueden ser una buena alternativa a las gafas a la hora de hacer deporte. Pero cuando el niño se vuelva adulto y quiera vivir sin barreras visuales, se podrá plantear una cirugía refractiva mediante láser o lentes ICL, siempre y cuando la anatomía de sus ojos lo permitan.


Deje un Comentario

Tu dirección de E-mail no será publicada Required fields are marked *


Contacto VallmedicVision
vallmedic_logo_header

Av. Nacions Unides, 17
AD 700 Escaldes-Engordany
+376 88 55 44

Av. Picasso, 57
07014 Palma de Mallorca
+34 971 220 666

Passeig Vilanova, 94
08870 Sitges, Barcelona
+34 93 625 2440

Copyright por Vallmedic 2018. Todos los derechos reservados.