ENTREVISTA A MARI CARMEN P., OPERADA DE MIOPÍA

¿Porqué operarse la miopía?

En esta entrevista hablamos con Mari Carmen P, una publicista a la que le encanta el mundo de la moda. Hace poco decidió acabar con los 15 años que llevaba usando lentillas debido a la miopía. Decidió corregírsela y tras las pruebas pertinentes, le recomendamos hacerlo mediante  cirugía FemtoLasik (combinación del láser Femtosegundo y del láser Excímer). En este artículo nos cuenta más sobre ella y cómo se desarrolló su intervención así como su nueva vida sin gafas ni lentillas.

 

P: Explícanos tu vida antes de la cirugía, cuando aun dependías de gafas y lentillas…

R: La verdad es que llevar gafas no era problema para mí puesto que tenía poca graduación, 1.75 dioptrías de miopía. Pero lo que más me molestaba era ponerme lentillas, sobre todo cuando tenía que viajar o acudía a la playa. Me molestaba mucho estar pendiente de los líquidos de mantenimiento, de ir a comprarlos, de que se caducaran, de quedarme sin,…

 

P: Todo usuario de lentillas tiene una anécdota con ellas. ¿Cuál es la tuya?

R: ¡Claro que tengo una! Recuerdo una vez, estando de viaje por Menorca, que perdí una lentilla.  Lo que más me marcó fue que tuve que buscar urgentemente una óptica para comprar una. ¡Menudo rollo! Por suerte debido a mi graduación no eran de fabricación y pude remplazarla de seguida. Pero reconozco que esto me marcó mucho.

 

P: ¿Por qué decidiste operarte?

R: La verdad es que más que nada por comodidad. No tenía una graduación como para tener la necesidad de operarme pero si la necesidad de ganar en comodidad y en calidad de vida. Ahora, sin todo lo demás que rodea el llevar lentillas (sacárselas / ponérselas, los líquidos de mantenimiento, el remplazo…) considero que he ganado mucha calidad de vida. Y tiempo, que puedo dedicar a otras cosas.

 

Operarse la miopía es fácil
Mari Carmen, durante la entrevista

 

P: Sabemos que la cirugía da cierto respecto. Explícanos tus sensaciones. ¿Tuviste miedo?

R: ¡Para nada! (ríe). Estaba un poco nerviosa, ¿normal no? Pero fue muy rápida, mínimamente invasiva y casi no noté nada. Aunque sales con un poco de molestia en ambos ojos, por la tarde (me operé por la mañana) ya estaba usando el móvil. Incluso mi madre me echó la bronca porque no quería que forzara la vista. Pero todo salió bien (ríe).

 

P: ¿Qué cambios has notado en tu vida tras operarte?

R: Me siento súper bien. Sólo levantarme por las mañanas, me siento más libre. Siento como que tengo más tiempo para mí y para mis cosas. No sé si es real pero tengo la sensación de que se me cansa menos la vista cuando estoy delante del ordenador. El día a día es mucho más cómodo ya que no tengo que estar pendiente de las lentillas – no estar pensando en cuando me las tengo que cambiar, cuando pedirlas o ir a por ellas o estar pendiente de los líquidos de mantenimiento. La verdad es que ahora mismo tengo la sensación de estar ahorrando dinero. Además de que cuento con más agudeza visual y eso me gusta mucho.

Un punto importante es que a partir de ahora ya podré ir a la playa sin temor a perder una lentilla en el mar o en la arena (ríe). ¡Así seguro que no se repite lo que me pasó en Menorca!

 

P: ¿Se lo recomendarías a personas que quieran liberarse de gafas y lentillas?

R: ¡Y tanto que sí! Es normal que ante una intervención como ésta la gente se lo piense. Pero sólo porque es algo desconocido para cualquier persona. Pero son temores infundados pues al realizarse con la última tecnología láser, es una intervención rápida y segura que aporta muchos beneficios. Además de que se vuelve a recuperar una calidad de vida que sin ser conscientes, habíamos perdido.

 

Otra paciente feliz tras la corrección de su miopía
Al finalizar la entrevista, posó con parte del equipo de VallmedicVision

 

Si tú también quieres vivir sin gafas ni lentillas no dudes en informarte en nuestra web.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*