LA CAMPIMETRÍA VISUAL

¿Qué es una campimetría?

La campimetría visual es un examen utilizado para valorar posibles alteraciones en el campo visual.  ¿Y qué es el campo visual? Es como se define el espacio en el que un objeto puede ser visto mientras la mirada de la persona permanece fija hacia un punto fijo situado de frente.

 

¿Para qué se utiliza?

 

Campimetría computarizada o estática
Campimetría computarizada o estática

La campimetría es una prueba que se utiliza sobre todo para efectuar un control de la evolución del glaucoma y de otras enfermedades que puedan surgir en el nervio óptico. Un ejemplo de patología sería la retinosis pigmentaria, una enfermedad ocular de carácter degenerativo y hereditario que produce una grave disminución de la capacidad visual, y que puede conducir a la ceguera.

Esta prueba puede aportar mucha información, no solo sobre enfermedades que afectan a la visión como el glaucoma, sino también sobre otras enfermedades que pueden manifestarse como un defecto en el campo visual. Entre estas enfermedades se pueden destacar enfermedades degenerativas, tumores cerebrales, problemas vasculares, hipertensión arterial, diabetes…, etc.

 

Un ojo sano es capaz de detectar estímulos en un rango vertical de 120º y alcanzar 160º horizontalmente. Pero la verdadera extensión del campo visual depende de varias características y del estimulo que provocan el tamaño, brillo y movimientos, así como las condiciones del fondo del ojo.

 

La campimetría es una prueba que no necesita una preparación previa por parte del paciente para el examen. El estudio del campo visual es indoloro y no existen riesgos ni contraindicaciones. Tampoco es necesaria la dilatación de la pupila para la realización de una campimetría.

 

Existen diferentes tipos de campimetría pero la que tiene resultados más fiables es la campimetría computarizada o estática.

Una campimetría dura entre 15 y 20 minutos por ojo
Una campimetría dura entre 15 y 20 minutos por ojo

En este tipo de campimetría se emiten estímulos luminosos estáticos pero de diferentes intensidades y localizaciones. La gran mayoría de campimetrías computarizadas se han construido tomando como referencia la campimetría de Goldmann.  Esto ha supuesto una verdadera revolución  al adaptar un sofisticado software que pueda dirigir el aparato, mediante la presentación de estímulos a través de un sistema de  proyección en el lugar elegido y también con el tamaño, intensidad y secuencia predeterminados.

De esta manera se ha conseguido su estandarización, permitiendo reproducir exactamente en cualquier momento, en cualquier paciente y en cualquier lugar el mismo examen, obteniéndose unos resultados mucho más fiables y de mayor calidad.

 

En la realización de la campimetría computarizada el paciente permanece sentado frente al campímetro, se realizan los exámenes de los dos ojos de forma independiente, con lo cual se ocluye un ojo del paciente, y mediante un pulsador indicará cuando ve una señal luminosa intermitente y con distintas intensidades que irán apareciendo en distintas zonas de del campo visual del ojo estudiado.  De seguida se repetirá la el mismo proceso con el otro ojo.

 

Esta prueba tendrá una duración aproximada de 15 a 20 minutos por ojo.  En caso de que su oftalmólogo le recete la realización de esta prueba, sepa que en nuestro centro contamos con campímetro computarizado de última generación.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*