consejos y riesgos

 

¿Quiere? ¡Puede!

 

La técnica Lasik es una intervención quirúrgica como cualquier otra y por ese motivo también se asocian ciertos riesgos y efectos secundarios. El conjunto de los riesgos es tan reducido que las sociedades de oftalmólogos han aprobado científicamente el tratamiento Lasik. Se trata de una cirugía que se realiza desde hace más de 20 años.

Light Bulb OnLos riesgos de llevar lentes de contacto blandas se equiparan con los riesgos de realizar un tratamiento Femto-Lasik.

Otro de los aspectos muy importantes que influye tanto en el paciente como en el cirujano, es la tecnología utilizada. Por ejemplo, el láser de femtosegundo para la preparación del flap es obviamente un sistema más seguro y más suave que la utilización del microkeratomo (cuchilla semiautomática). El láser excímer que nosotros usamos es de la compañía Schwind y es el más novedoso del mercado. Con este láser podemos conseguir resultados postoperatorios óptimos, medibles y seguros. Los láseres de generación más antigua no son capaces de alcanzar estos resultados y son utilizados aún con frecuencia en muchos centros oftalmológicos.

 

Consejos para decidirse por un centro u otro

cirugia laser

Que puede hacer usted para obtener, dentro de lo posible, una cirugía segura y exitosa:

  • Diríjase a un centro moderno y con la última tecnología
  • El Lasik tiene que ser ejecutado por un cirujano con mucha experiencia
  • El equipo técnico tiene que ser capaz de realizar pruebas preoperatorias extensas con el fin de reconocer a posibles pacientes de riesgo
  • El centro tiene que ofrecer y realizar todas las otras intervenciones refractivas (no solo Lasik, sino también las intervenciones intraoculares, como el cambio de lente). Eso demuestra su experiencia y el abanico de posibilidades que posee como alternativa al tratamiento inicial.

Infrecuentes complicaciones

cirugia-laser

Sensibilidad temporal al contraste y aparición de fenómenos ópticos como halos o deslumbramientos:

Después de una cirugía Lasik, pueden aparecer problemas durante la visión nocturna (deslumbramientos) que, en la mayoría de los casos, desaparecen totalmente. Este fenómeno se observa más frecuentemente en casos de correcciones altas de miopía e hipermetropía. Los sistemas láser más nuevos tratan la superficie corneal con zonas ópticas más grandes y corrigiendo al máximo las aberraciones oculares, por ese motivo consiguen mejorar notablemente la visión nocturna.

 

Complicaciones relacionadas con el Flap:

El corte del flap realizado con el micokeratomo puede causar complicaciones. Por ese motivo, siempre que sea posible, no ejecutamos ese método de incisión más antiguo, sino que lo realizamos mediante el láser de femtosegundo. Se obtiene un corte más seguro, suave, fino y preciso. El riesgo de crecimiento epitelial hacia dentro (debajo del flap) se reduce, ya que los cortes del láser de femtosegundo encajan uno con otro a la perfección. De una forma muy infrecuente ocurre que, si se aplica mucha fuerza en esa zona, el flap se desplaza. En este caso es necesaria una revisión médica.

 

Sequedad ocular:

Después de una cirugía Lasik pueden aparecer problemas de ojo seco, provocando sensación de cuerpo extraño en el ojo y empeorando temporalmente la agudeza visual. Es muy importante, por lo tanto, aplicar los colirios recetados durante el postoperatorio para que estos síntomas desaparezcan con el tiempo.

 

Inflamaciones e infecciones:

Las inflamaciones e infecciones después de Lasik son muy infrecuentes y es posible curarlas fácilmente mediante colirios con alta concentración que actúan directamente en la zona afectada. Después de la intervención, recetamos un antibiótico para reducir al mínimo el riesgo de una infección (1/10000). Por favor, respete las pautas aconsejadas por el cirujano y aplique las gotas recetadas. En caso de dolor o empeoramiento de la visión, diríjase de inmediato al oftalmólogo.

 

Adelgazamiento de la córnea / Ectasia corneal:

Durante un tratamiento Lasik hay que quitar tejido corneal. Es importante tener especial cuidado con este procedimiento para evitar los riesgos y complicaciones como la debilitación de la cornea. En este punto, la tecnología avanzada también tiene mucha importancia: gracias a medidas de la córnea en 3 dimensiones, en más de 25000 puntos y  controladas por ordenador, es posible detectar a los pacientes de riesgo. Se puede ofrecer una alternativa (otra forma de intervención) en la que se realiza la mínima ablación posible. Esta técnica no se pude realizar con otras tecnologías más antiguas. Por otro lado, podemos medir el espesor de la córnea durante todo el procedimiento para hacer un seguimiento de cómo se va modificando. Es un factor de seguridad muy importante que no poseen todos los sistemas láser.

cirugia-laser

Incremento de la presión intraocular:

Después de ser intervenido con Lasik, hay que aplicar gotas que contienen cortisona en los ojos durante un cierto tiempo, y éstas pueden provocar temporalmente la subida de la presión intraocular. Este efecto secundario se observa raramente, porque esta medicación se toma durante un periodo de tiempo muy corto.

 

Problemas con la visión binocular:

Existen pacientes que tienen, antes de la operación, valores de refracción muy distintos entre ambos ojos. La corrección de cada ojo para conseguir la visión correcta con dos valores distintos, puede provocar problemas de visión binocular. Con la ayuda de lentes de contacto se simula, antes del tratamiento, el efecto final para detectar este problema a tiempo y poder evitarlo. Es posible también corregirlo después de la cirugía.

 

Hipocorrección e hipercorrección:

Antes de cada cirugía se planea en detalle el valor de la refracción a corregir. El cálculo de los parámetros de ablación es totalmente individualizado y se realiza a través del ordenador del láser. Todos somos diferentes y cada uno de nosotros tiene una córnea diferente. A causa de las distintas variaciones del proceso curativo o la calidad y el estado de cada tejido, a veces se necesita hipocorregir o hipercorregir el tratamiento. Los posibles residuos refractivos después de la cirugía pueden tratarse sin problemas.

 

Información adicional para pacientes con una miopía entre -1.00 y -3.00 dioptrías:

Las personas con una visión normal de lejos con más de 40 años necesitan generalmente gafas de cerca para leer. Los pacientes con entre -1.00 y -3.00 dioptrías pueden ver nítido de cerca sin gafas, pero necesitan gafas de lejos para ver bien. Con LASIK se pude conseguir vivir sin gafas para lejos, pero consecuentemente se van a necesitar gafas para ver de cerca, como en el caso de las personas con visión normal a esa edad. En este caso hay que decidirse: llevar siempre gafas sólo para lejos o sólo para cerca. La mayoría de los pacientes siempre elige ver bien de lejos por la alta calidad de vida que esto supone.

¿Alguna duda más? Consulte el apartado de Preguntas y Respuestas para verlo todo claro.

Contacto VallmedicVision
vallmedic_logo_header

Av. Nacions Unides, 17
AD 700 Escaldes-Engordany
+376 88 55 44

Av. Picasso, 57
07014 Palma de Mallorca
+34 971 220 666

Passeig Vilanova, 94
08870 Sitges, Barcelona
+34 93 625 2440

Copyright por Vallmedic 2018. Todos los derechos reservados.