cirugia-icl

La cirugía refactiva con ICL se puede utilizar en muchos casos y se consigue una visión de la más alta calidad. Además, permite corregir defectos refractivos altos (hasta -20 dioptrías de miopía, hasta +10 dioptrías de hipermetropía y hasta +6 dioptrías de astigmatismo).

Para ejecutar un tratamiento ICL hay que cumplir las siguientes condiciones:
  • Su defecto visual tiene que estar estable un mínimo de 2 años
  • El paciente debe tener más de 18 años y con un crecimiento acabado
  • Los ojos deben estar sanos, es decir, no tener catarata, glaucoma o cualquier otra enfermedad ocular inflamatoria
  • Ninguna enfermedad retiniana
  • En caso de embarazo o lactancia, hay que aplazar la cirugía ya que la refracción ocular puede variar
  • La cámara anterior del ojo debe ser suficientemente profunda. Esto lo medimos de una forma muy precisa antes de cualquier intervención para determinar si hay suficiente espacio en la cámara anterior
  • Con aproximadamente 45 años es posible realizar un cambio de lente si el paciente lo prefiere, ya que se manifiesta la vista cansada y se puede eliminar el uso de gafas de cerca.

En todos los casos hay que realizar un examen médico detallado. Gracias a los instrumentos diagnósticos modernos y controlados por ordenador, es posible medir los más pequeños detalles para poder tratarlos con la máxima precisión y seguridad.

Tras una intervención con ICL, por seguridad es necesario realizar un control oftalmológico anual. Una ICL puede permanecer durante décadas en el ojo y permite una excelente visión de lejos durante todo este tiempo.

Si lo desea puede consultar los precios de una cirugía ICL.

Contacto VallmedicVision
vallmedic_logo_header

Av. Nacions Unides, 17
AD 700 Escaldes-Engordany
+376 88 55 44

Av. Picasso, 57
07014 Palma de Mallorca
+34 971 220 666

Passeig Vilanova, 94
08870 Sitges, Barcelona
+34 93 625 2440

Copyright por Vallmedic 2018. Todos los derechos reservados.