NISTAGMO: TRASTORNO DEL MOVIMIENTO DEL OJO

¿Qué es un nistagmo?

 

Es un movimiento involuntario, rápido y repetitivo del ojo. Puede ser en ambos ojos o en uno solo. El más frecuente suele ser el horizontal que es cuando el movimiento ocurre de lado a lado. También existe el circular (rotatorio), el vertical (de arriba para abajo), el oblicuo (de arriba abajo pero de lado) o una combinación de estos.

 

¿Qué provoca un nistagmo?

 

Dentro del cerebro existen unas áreas que controlan los movimientos de los ojos. Cuando en estas áreas ocurre una anomalía en el funcionamiento, se provoca este movimiento involuntario. Además de los movimientos oculares, existen otros síntomas:

  • Sensibilidad a la luz,
  • Mareos,
  • Problemas de visión,
  • Dificultad para ver en la oscuridad.

 

Existen dos tipos :

  • Infantil (o congénito): hereditario, se desarrolla en la infancia.
  • Adquirido: surge después de haber padecido una enfermedad o una lesión.

 

El nistagmo infantil no está provocado por ningún trastorno y es leve.
Los niños también pueden padecer nistagmo.

El nistagmo infantil no está provocado por ningún trastorno y es leve. No se vuelve más grave con el paso de los años y se desarrolla generalmente entre las 6 semanas y los 3 meses de edad. Posteriormente se relacionará con la mala visión causada por una variedad de afecciones oculares, incluyendo  (opacidad del cristalino del ojo), estrabismo (desalineación de los ojos) e hipoplasia del nervio óptico.

En el caso de un niño con nistagmo, el oftalmólogo deberá evaluarlo periódicamente ya que a medida que crecerá, no verá imágenes tan inestables a su alrededor (acostumbrado a ver imágenes en movimiento) pero es probable que desarrolle una visión menos clara.

Al contrario, el nistagmo adquirido se desarrolla posteriormente y puede ser causado por ciertos tipos de medicamentos o un abuso en el consumo de alcohol o drogas. Por ese motivo se recomienda abandonar el medicamento o evitar dichos consumos.

 

El nistagmo en adultos se denomina "adquirido"
El nistagmo en adultos se denomina “adquirido”

Las personas adultas que padecen o adquieren esta condición pueden ver imágenes inestables o temblorosas. También será normal que estas mismas personas adopten posiciones “extrañas” con la cabeza, como por ejemplo, inclinarla o girarla: este movimiento les permitirá ver con mayor claridad, porque de esta manera les ayudará a enlentecer los movimientos oculares.

 
 
 

Causas del nistagmo

Las causas conocidas pueden ser:

  • Lesiones en la cabeza: más común en personas jóvenes con nistagmo adquirido, en consecuencia a accidentes automovilísticos o traumatismos craneales por ejemplo.
  • Herencia (o congénito): el nistagmo puede ser hereditario y el riesgo de desarrollo aumenta si el historial familiar de la enfermedad es grande,
  • Patologías oculares: puede surgir debido a cataratas, estrabismo o graves errores de refracción,
  • Enfermedades: esclerosis múltiple, enfermedad de Ménière (enfermedad que afecta al oído interno) o un derrame cerebro vascular (causa común de nistagmo adquirido entre personas mayores),
  • Consumo de alcohol o drogas,
  • Ciertos medicamentos.

 

En el caso de detectar algún síntoma de posible nistagmo se recomienda acudir a su oftalmólogo para que se pueda evaluar la visión y examinar la parte interna de los ojos. Descubra nuestra tecnología diagnóstica en nuestra web.

 

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*