Anatomía

El ojo es una de las partes más complejas del cuerpo humano. Está formado por estructuras muy diferentes tanto en por su forma y composición como por la función que desempeñan.

La división más básica que podemos hacer del ojo, divide las estructuras oculares en 3 partes según su ubicación:

  • Segmento Anterior: abarca desde la córnea hasta el cristalino.
  • Segmento Posterior: incluye el vítreo y las más interiores del ojo.
  • Anexos – otras estructuras: se compone de las partes más externas que posibilitan la función visual: párpados, sistema lagrimal…

Para que un paciente goce de buena visión y salud ocular. Todas las partes del ojo han de estar sanas, el ojo es un órgano que requiere de todos sus componentes en perfecto estado para garantizar calidad y confort visual.

  • Segmento Anterior
Segmento Anterior

Dentro del segmento anterior del ojo encontramos:

Córnea

La cornea está situada en la parte anterior del globo ocular. Su principal característica es que es transparente. Es la estructura con mayor responsabilidad en la graduación ocular total y vital para que la imagen que llega a la retina se forme adecuadamente.

La cornea está formada por seis capas que están dispuestas de una manera muy específica con el fin de conseguir una estructura totalmente transparente y sin vasos sanguíneos. Se trata de un tejido que es muy sensible porque posee muchas terminaciones nerviosas.

La lágrima es la encargada de nutrir a la cornea en su parte anterior, y el humor acuoso (líquido situado entre la cornea y el iris) por la parte posterior.

Cristalino

El cristalino tiene una forma biconvexa, es transparente y no tiene vasos sanguíneos. Está situado justo detrás del iris. Está compuesto por un 65% de agua y un 35% de proteínas.

La principal característica del cristalino es que puede cambiar de forma en función de la acomodación, es decir, dependiendo de la distancia a la que esté enfocando. Esto nos permite tener una visión nítida tanto de lejos como de cerca. Al enfocar un objeto de larga distancia (lejos), el cristalino se relaja. A la hora de enfocar un objeto de cerca, el cristalino se contrae: esto crea más potencia para poder tener una visión nítida.

Esta propiedad se va perdiendo con la edad, la visión de cerca empieza a fallar y se va deteriorando progresivamente. Es entonces cuando aparece la denominada Presbicia o vista cansada. Empiezan a ser necesarias las gafas de cerca u otras ayudas ópticas.

Por otro lado, otra de las características principales del cristalino puede verse alterada: la pérdida de la transparencia. Se trata de la aparición de las cataratas, que causan una disminución de la visión a diferentes niveles, dependiendo de su estado de madurez. En este caso, la única solución posible es una intervención quirúrgica.

Esclerótica

La esclerótica es la parte blanca del ojo: una capa gruesa, muy resistente y opaca. Está formada por tejido conjuntivo, proporciona una alta protección al ojo y además le da forma. La presión intraocular (PIO) junto con la esclerótica mantienen estable la forma esférica del globo ocular.

Los músculos extraoculares van insertados a la esclerótica por la parte exterior del globo ocular. Son los responsables de realizar los movimientos oculares.

Iris

vallmedicvision-anatomia-ojoEl iris es una estructura que está situada entre la córnea y el cristalino. Es el responsable del color del ojo debido a su pigmentación: cuanto más pigmento, más oscuro será el color del iris. Su forma es circular y en la parte central tiene una apertura redonda llamada pupila, de color negro. El tamaño de la pupila varía según la intensidad de la luz, gracias a las fibras musculares que están situadas alrededor del iris. El tejido que lo compone es mayoritariamente tejido conjuntivo.

Pupila

La pupila es el espacio circular que está situado en el centro del iris. Gracias a las fibras musculares que están repartidas por el iris, esta estructura puede cambiar de tamaño para regular la cantidad de luz que entra al sistema ocular. Así, la pupila se contrae (miosis) con mucha luz y se dilata (midriasis) con poca luz. De esta forma siempre llega la iluminación adecuada a la retina en función de las necesidades, con el fin de obtener una imagen lo más nítida posible.

Humor Acuoso

El humor acuoso está situado en la cámara anterior (espacio entre la cornea y el iris) y la cámara posterior (espacio entre el iris y el cristalino). Es un líquido transparente que se encarga de la nutrición de las estructuras oculares como la cornea y el cristalino. Además, ayuda a mantener la forma esférica del globo ocular. El valor de la presión intraocular (PIO) está directamente ligado con la cantidad de humor acuoso que hay en el interior del ojo. Es importante que ese valor se mantenga estable ya que determina posibles enfermedades oculares de gravedad, como por ejemplo el Glaucoma.


  • Segmento Posterior
Segmento Posterior

Dentro del segmento posterior del ojo encontramos:

Retina

La retina está situada en la parte más interna del ojo y es una capa que juega un papel muy importante en el sistema visual. La luz que llega a la retina se transforma en impulsos eléctricos. Éstos pasan a través del nervio óptico hasta el cerebro con el fin de proporcionar una visión nítida. La transformación de la luz se da a cabo gracias a los fotoreceptores situados en la retina: los conos y los bastones. La visión en color viene dada por los conos y la visión en blanco y negro por los bastones.


  • Otras Estructuras
Otras Estructuras

Conjuntiva

La conjuntiva es una membrana que recubre la parte anterior del ojo, y la cara interna de los párpados. Es una capa continua en la cual se diferencian tres partes:

  • La conjuntiva palpebral: empieza en el borde del párpado y continúa por su parte interna, pegada al párpado.
  • Conjuntiva de fondo de saco: está situada justo en el pliegue del párpado, entre la conjuntiva palpebral y la conjuntiva bulbar.
  • Conjuntiva bulbar: es el tejido que recubre la esclerótica anterior, desde el pliegue del párpado hasta el inicio de la córnea (limbo).

La conjuntiva posee unas células que segregan una mucosa específica que ayuda a mantener hidratado el globo ocular. Se trata de una parte de la película lagrimal, de gran importancia para la lubricación, desinfección y buen funcionamiento del ojo.
Imagen de la conjuntiva (saludvisual.info/)

La conjuntiva puede inflamarse, dando lugar a una Conjuntivitis. Las causas pueden ser diversas: debido a un virus, a bacterias o a alguna alergia, por ejemplo. Es una inflamación que no suele afectar a la visión pero si provoca molestias como picor, enrojecimiento ocular, exceso de lagrimeo, etc.

Párpados

Los párpados son una parte de la piel que se encargan de recubrir el globo ocular con el fin de protegerlo, cerrar las órbitas y ayudar a la lubricación e hidratación del ojo gracias a la película lagrimal.

Cada párpado tiene dos caras, una de ellas formada por piel (anterior) y otra formada por la conjuntiva palpebral (posterior). En sus bordes están situadas las pestañas y junto a ellas, unas glándulas sebáceas.

Están formados por cuatro capas distintas: la piel, la capa muscular, una capa fibrosa llamada tarso y la conjuntiva. En el tarso están situadas las glándulas de Meibomio: producen una secreción lipídica que forma parte de la película lagrimal.

Las glándulas de Zeiss y de Moll también están situadas en el párpado, cerca de las pestañas, proporcionando una protección adicional al ojo.

Si hay un desequilibrio de secreción de lípidos por parte de las glándulas situadas en los párpados, puede surgir la denominada blefaritis. Se trata de una inflamación que produce picores e irritaciones.

Sistema lagrimal

El sistema lagrimal tiene varias etapas. La primera de ellas es la producción de la película lagrimal que se desarrolla en gran parte en la glándula lagrimal principal, situada en el costado superior-lateral del globo ocular. Las glándulas de Meibomio están en los párpados y también colaboran con la formación de la lágrima. Gracias al parpadeo, la lágrima se distribuye por la superficie del ojo y se drena por la vía lagrimal que empieza en el canto externo. El drenaje empieza en los puntos lagrimales superior e inferior, que están en los bordes palpebrales. A continuación la lágrima pasa a través de los canalículos y la trasladan hasta el saco lagrimal. Finalmente, la lágrima llega hasta la nariz por el conducto nasolagrimal.
La película lagrimal se compone de tres capas. La cala mucosa es la más interna y es la que está en contacto continuo con la córnea. La capa media es la acuosa y es la que fabrica la glándula lagrimal principal. En último lugar, la más externa es la denominada capa lipídica y está producida por las glándulas de Meibomio, localizadas en el párpado.

Sistame Lagrimal

Para que la calidad de la lágrima sea adecuada, es necesario que todas estas estructuras funcionen correctamente. En caso de tener poca cantidad de lágrima, estaríamos ante el denominado “ojo seco”. Pueden surgir molestias y problemas visuales en la cornea y la conjuntiva, ya que la superficie ocular deja de estar bien lubricada.

Músculos ciliares

Los músculos ciliares forman un anillo de músculos estriados. Están situados en la parte anterior de la coroides (la capa media del globo ocular). Los ligamentos que suspenden el cristalino se sujetan gracias a estos músculos y esta zona se llama “zónula de Zinn”. Cuando los músculos ciliares se contraen o se relajan, la forma de los ligamentos cambia y consecuentemente el cristalino modifica su curvatura, con el fin de enfocar objetos cercanos o lejanos según las necesidades visuales. Es el principal mecanismo de la acomodación visual.

Contacto VallmedicVision
vallmedic_logo_header

Av. Nacions Unides, 17
AD 700 Escaldes-Engordany
+376 88 55 44

Av. Picasso, 57
07014 Palma de Mallorca
+34 971 220 666

Passeig Vilanova, 94
08870 Sitges, Barcelona
+34 93 625 2440

Copyright por Vallmedic 2018. Todos los derechos reservados.