Conjuntiva

La conjuntiva es una membrana que recubre la parte anterior del ojo, y la cara interna de los párpados. Es una capa continua en la cual se diferencian tres partes:

  • La conjuntiva palpebral: empieza en el borde del párpado y continúa por su parte interna, pegada al párpado.
  • Conjuntiva de fondo de saco: está situada justo en el pliegue del párpado, entre la conjuntiva palpebral y la conjuntiva bulbar.
  • Conjuntiva bulbar: es el tejido que recubre la esclerótica anterior, desde el pliegue del párpado hasta el inicio de la córnea (limbo).

La conjuntiva posee unas células que segregan una mucosa específica que ayuda a mantener hidratado el globo ocular. Se trata de una parte de la película lagrimal, de gran importancia para la lubricación, desinfección y buen funcionamiento del ojo.
Imagen de la conjuntiva (saludvisual.info/)

La conjuntiva puede inflamarse, dando lugar a una Conjuntivitis. Las causas pueden ser diversas: debido a un virus, a bacterias o a alguna alergia, por ejemplo. Es una inflamación que no suele afectar a la visión pero si provoca molestias como picor, enrojecimiento ocular, exceso de lagrimeo, etc.

Párpados

Los párpados son una parte de la piel que se encargan de recubrir el globo ocular con el fin de protegerlo, cerrar las órbitas y ayudar a la lubricación e hidratación del ojo gracias a la película lagrimal.

Cada párpado tiene dos caras, una de ellas formada por piel (anterior) y otra formada por la conjuntiva palpebral (posterior). En sus bordes están situadas las pestañas y junto a ellas, unas glándulas sebáceas.

Están formados por cuatro capas distintas: la piel, la capa muscular, una capa fibrosa llamada tarso y la conjuntiva. En el tarso están situadas las glándulas de Meibomio: producen una secreción lipídica que forma parte de la película lagrimal.

Las glándulas de Zeiss y de Moll también están situadas en el párpado, cerca de las pestañas, proporcionando una protección adicional al ojo.

Si hay un desequilibrio de secreción de lípidos por parte de las glándulas situadas en los párpados, puede surgir la denominada blefaritis. Se trata de una inflamación que produce picores e irritaciones.

Sistema lagrimal

El sistema lagrimal tiene varias etapas. La primera de ellas es la producción de la película lagrimal que se desarrolla en gran parte en la glándula lagrimal principal, situada en el costado superior-lateral del globo ocular. Las glándulas de Meibomio están en los párpados y también colaboran con la formación de la lágrima. Gracias al parpadeo, la lágrima se distribuye por la superficie del ojo y se drena por la vía lagrimal que empieza en el canto externo. El drenaje empieza en los puntos lagrimales superior e inferior, que están en los bordes palpebrales. A continuación la lágrima pasa a través de los canalículos y la trasladan hasta el saco lagrimal. Finalmente, la lágrima llega hasta la nariz por el conducto nasolagrimal.
La película lagrimal se compone de tres capas. La cala mucosa es la más interna y es la que está en contacto continuo con la córnea. La capa media es la acuosa y es la que fabrica la glándula lagrimal principal. En último lugar, la más externa es la denominada capa lipídica y está producida por las glándulas de Meibomio, localizadas en el párpado.

Sistame Lagrimal

Para que la calidad de la lágrima sea adecuada, es necesario que todas estas estructuras funcionen correctamente. En caso de tener poca cantidad de lágrima, estaríamos ante el denominado “ojo seco”. Pueden surgir molestias y problemas visuales en la cornea y la conjuntiva, ya que la superficie ocular deja de estar bien lubricada.

Músculos ciliares

Los músculos ciliares forman un anillo de músculos estriados. Están situados en la parte anterior de la coroides (la capa media del globo ocular). Los ligamentos que suspenden el cristalino se sujetan gracias a estos músculos y esta zona se llama “zónula de Zinn”. Cuando los músculos ciliares se contraen o se relajan, la forma de los ligamentos cambia y consecuentemente el cristalino modifica su curvatura, con el fin de enfocar objetos cercanos o lejanos según las necesidades visuales. Es el principal mecanismo de la acomodación visual.

Contacto VallmedicVision
vallmedic_logo_header

Av. Nacions Unides, 17
AD 700 Escaldes-Engordany
+376 88 55 44

Av. Picasso, 57
07014 Palma de Mallorca
+34 971 220 666

Passeig Vilanova, 94
08870 Sitges, Barcelona
+34 93 625 2440

Copyright por Vallmedic 2018. Todos los derechos reservados.