RECUPERACIÓN DE LA VISIÓN TRAS UNA CIRUGÍA LÁSER

¿Me dolerán los ojos tras la cirugía láser? ¿Cuándo podré maquillarme de nuevo tras la intervención? ¿Cuándo podré volver a hacer deporte? ¿Cuándo podré trabajar? Estas son algunas de las preguntas más frecuentes sobre la recuperación de la visión por parte de los pacientes que van a ser intervenidos mediante láser con el fin de corregirse el astigmatismo, la miopía o la hipermetropía.

 

recuperaciónCuando una persona decide corregirse cualquiera de los defectos refractivos mencionados, su principal prioridad es ver bien sin la necesidad de continuar usando ayudas ópticas como las gafas o las lentillas. La buena noticia es que tras una cirugía láser, la gran mayoría de los pacientes ven perfectamente casi de inmediato. Sin embargo, hay que entender que, al igual que con cualquier otra cirugía, habrá una fase de recuperación pero también un período de curación después de la intervención. Para la mayoría de los pacientes, la recuperación tras una cirugía láser es muy rápida y suelen reanudar sus actividades normales en un día o dos. En cambio, el período de cicatrización tarda un poco más de tiempo. Por lo general dura entre 3 y 6 meses durante los cuales la visión irá mejorando poco a poco. Saber qué esperar después de una cirugía refractiva con láser puede ser útil, así que aquí están algunas pautas sobre lo que un paciente puede experimentar en los días, semanas y meses después de la intervención así como saber que se puede hacer para cuidar de sus ojos a medida que sanan.

 

Las primeras 24 horas:

Durante la cirugía se usa anestesia tópica y conforme sus efectos se van desvaneciendo,  es probable que el paciente tenga algunas molestias en los ojos como picor, vista nublada o sensibilidad a la luz. De hecho justo después de la cirugía, se suele ver como si se abrieran los ojos debajo del agua – entre turbio y nublado. Tener la sensación de ojo seco es un efecto secundario bastante recurrente por eso el oftalmólogo cirujano le recetará gotas humectantes para paliarlo.

recuperaciónCuando el paciente llega a casa debe procurar descansar la vista evitando leer, mirar la pantalla de algún dispositivo electrónico o la televisión. Al día siguiente, si tiene que salir a la calle, se recomienda el uso de gafas de sol. Son muy recomendables en caso de vivir en una zona con mucho viento.

Otros posibles síntomas que se pueden experimentar después de la cirugía son: lagrimeo de los ojos, párpados hinchados y sensibilidad a la luz. Durante la noche pueden verse halos. Pero todos estos síntomas disminuyen a lo largo de la primera semana y desaparecen con el tiempo.

Es muy importante que el recién operado no se frote ni toque los ojos durante una semana. Sus ojos estarán muy sensibles y no hay que perturbar la cicatrización del flap corneal en caso de haber sido operado de FemtoLasik.

 

 

Primer mes:

Al día siguiente de la cirugía el paciente tendrá que volver con el fin de revisarle y examinar su visión. Ese mismo día deberá ser capaz de ducharse sin que le entre agua, jabón o cualquier otro tipo de producto en los ojos. De la misma manera no se recomienda entrar en jacuzzis, piscinas, lagos, ríos o mar abierto por lo menos durante una semana. Tampoco es posible maquillarse durante una semana. Todas estas medidas tienen el fin de prevenir infecciones.

En caso de tener costumbre de hacer deporte habitualmente, puede comenzar a hacer ejercicio después de la primera semana. Si es nadador, deberá usar gafas de agua.

En cambio si es jugador de fútbol o practica cualquier otro deporte de contacto, se le recomendará usar gafas protectoras durante al menos un mes.

 

De los tres a los seis primeros meses:

recuperaciónTras la intervención es importante acudir a todas las revisiones postoperatorias ya que el oftalmólogo cirujano deberá controlar la evolución de la visión y de la curación. A lo largo de los tres a seis meses, el proceso de curación y recuperación es esencial para obtener unos buenos resultados visuales. Aunque los resultados se ven al momento, la relación paciente – oftalmólogo no habrá acabado pues siempre existirá la necesidad de realizar exámenes regulares de la visión. Haberse corregido su defecto refractivo con láser no impide que los ojos envejezcan y por lo tanto hay que realizar controles periódicos con el fin de disfrutar de una salud ocular óptima.

 

Así pues, liberarse de gafas y lentillas mediante cirugía láser es fácil y la recuperación de la visión es casi inmediata. Si desea más información sobre las diferentes técnicas láser que  ofrecemos en VallmedicVision, pinche aquí. También es posible corregir cualquier defecto refractivo con lentes ICL.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*