EL SÍNDROME DE ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

Aunque parezca mentira, existe un síndrome denominado “de Alicia en el país de las maravillas”. ¿Recuerdas la película en la que Alicia lo veía todo pequeño o de un tamaño totalmente desproporcionado? Pues aquí tienes algunos de los efectos de este síndrome tan curioso que recibe su nombre por la famosa novela de Lewis Carroll que posteriormente dio paso a la película.

 

Pero ¿qué es exactamente el síndrome de Alicia en el país de las maravillas?

El síndrome de Alicia en el país de las maravillas es más frecuente en niñosEs más frecuente en jóvenes, especialmente en niños y no se trata de una patología visual sino que proviene de un desorden neurológico. Afecta a la percepción visual por lo que la persona que lo padece sufre episodios breves de distorsión, percibiendo los objetos mucho más pequeños (Micropsia) o más grandes de lo que son en realidad (Macropsia) y al mismo tiempo, lejanos. También afecta a la hora de visualizar a una persona por lo que la persona afectada verá las imágenes corporales distorsionadas a nivel de tamaño, de distancia y en el tiempo. Un detalle importante es que la persona afectada es consciente en todo momento de la naturaleza ilusoria de sus percepciones.

Causas

Hay diversos factores que pueden ocasionar este síndrome como padecer de migrañas, ser epiléptico, padecer enfermedades cerebrales, tener ansiedad, padecer alguna infección vírica o el consumo de ciertos fármacos o drogas.

 

Síntomas de alerta

El síndrome de Alicia en el país de las maravillas provoca una alteración de la imagen corporalA pesar de que hay varios síntomas, el más común es la alteración de la imagen corporal: la persona afectada empieza a ver principalmente las manos y la cabeza desproporcionalmente más grandes o más pequeñas de lo habitual en otras personas.

También puede empezar a percibir los objetos con medidas desproporcionadas, perder el sentido del tiempo o tener alucinaciones.

 

Diagnóstico

Se suelen realizar diferentes pruebas como una TAC, una resonancia magnética, un electroencefalograma o pruebas neurofisiológicas. También hay que hacer pruebas para descartar enfermedades infecciosas.

 

Tratamiento

Por lo general se suelen usar fármacos que se utilizan para tratar la migraña. Si fuera a causa de una infección, se trataría con medicamentos específicos para ello. También se recomienda reposar mucho.

 

¿Se puede prevenir?

Para prevenir la aparición de este síndrome lo mejor es evitar todo aquello que provoque migrañas o estrés así como descansar. Por eso se aconseja una dieta evitando alimentos que ayuden a la aparición de la migraña entre los cuales destacamos el queso, el chocolate y los embutidos.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*