LA CONJUNTIVITIS

Es bastante común que una persona padezca de conjuntivitis en algún momento dado de su vida. Aunque generalmente se trata de una patología ocular leve y fácil de tratar, en este post queremos contestar a las preguntas que suscita padecer de conjuntivitis.

 

¿Qué es la conjuntivitis?

Se define como la inflamación o infección de la conjuntiva que es el tejido que recubre los párpados y cubre la esclerótica (la parte blanca) del ojo. Puede afectar tanto a niños como adultos y hay que ser conscientes de que se propaga con cierta facilidad.

 

¿Qué síntomas siente el paciente que padece conjuntivitis?

El signo más común es el enrojecimiento o la inflamación de la parte blanca del ojo o del interior del párpado. Pero también se pueden notar los siguientes síntomas:

 

  • Aumento de la cantidad de lágrimas;
  • Secreción blanca, amarillenta o verdosa;
  • Picazón, irritación o ardor en los ojos;
  • Mayor sensibilidad a la luz (fotofobia);
  • Sensación de tener arena en los ojos;
  • Aparición de legañas.

 

¿Qué tipos de conjuntivitis existen?

Hay que destacar 5 tipos:

  • Viral: como su nombre indica, es provocada por un virus y se denomina “queratoconjuntivitis” (conjuntivitis aguda). Este tipo de conjuntivitis se propaga con mucha facilidad entre los niños. En principio se desarrolla en un ojo y puede pasar con facilidad hacia el otro. Se trata de una patología ocular leve y suele curarse entre una y dos semanas.
  • Alérgica: suele estar provocada por la reacción del cuerpo a ciertas sustancias que le producen alergias, como el polen de los árboles, las plantas y el césped. Pero también los ácaros del polvo, el moho y la caspa de los animales. Suele afectar a los dos ojos y puede haber mayor incidencia en primavera aunque a veces se padece todo el año por el polvo o el pelo de animales que pueda contener un hogar.
  • Bacteriana: causada por ciertas bacterias en el ojo, suele afectar mayormente a los niños. Este tipo de conjuntivitis suele ser leve y suele curarse en 2 o 3 días.
  • Por cuerpo extraño: a veces un mal uso o un uso prolongado de las lentes de contacto y/o del líquido de mantenimiento puede provocar conjuntivitis. En las personas que se suelen maquillar, a veces esta patología ocular es provocada por los cosméticos usados.
  • Primaveral: suele afectar a personas con antecedentes familiares de alergias (rinitis, asma y eccema) y su aparición suele ser más común en primavera y en verano.

 

¿Qué precauciones se deben tomar cuando se está afectado de conjuntivitis viral o bacteriana?

En caso de conjuntivitis es necesario tener una buena higiene en las manosEs importante mantener una buena higiene en las manos. Evitaremos también tocarnos los ojos así como frotarlos. En el caso de usar maquillaje, queda prohibido compartir cualquier utensilio que haya estado en contacto con los ojos afectados de conjuntivitis.

Si se es usuario de lentillas, no se recomienda compartir nada que esté relacionado con ellas (porta lentes, líquido de mantenimiento…)

 

¿Qué tratamientos existen para curarla?

Como en muchas otras patologías, oculares o no, su tratamiento dependerá de la causa. Así pues en el caso de la conjuntivitis alérgica puede mejorar cuando se tratan las propias alergias (mediante antihistamínicos) o puede desaparecer por sí sola cuando se evita la exposición a los provocantes de dichas alergias. Este tipo de conjuntivitis se puede aliviar con la aplicación de compresas frías y gotas.

Los medicamentos con antibióticos, casi siempre en la forma de gotas oftálmicas, funcionan bien para tratar la conjuntivitis bacteriana así como para evitar su propagación. También es posible que el oftalmólogo le recete una pomada en vez de gotas. La infección / inflamación debería desaparecer a los pocos días.

La conjuntivitis tiene diferentes tratamientosEn el caso de la viral, al ser leve la mayoría de los casos, suele desaparece por sí sola y no se necesita tratamiento. Pero en algunos casos, cuando tarda entre 2 y 3 semanas, se pueden usar gotas oftálmicas con esteroides suaves  que pueden ayudar a aliviar la molestia. Muchos oftalmólogos aplican un colirio antibiótico suave para la queratoconjuntivitis afín de prevenir la conjuntivitis bacteriana.

Si la conjuntivitis ha sido provocada por un cuerpo extraño, evitaremos su uso en un futuro inmediato y durante un tiempo. Transcurrido ese tiempo prudencial,  reemplazaremos todo (porta lente, líquido de mantenimiento en el caso de ser a causa de las lentillas) por uno nuevo.

 

¿Puede afectar la conjuntivitis a la visión?

Sí, afecta a la visión pues no deja que sea nítida y perfecta. La mayoría de las veces, los pacientes notan un aumento de la sensibilidad a la luz o visión borrosa.

 

Precauciones generales

Se recomienda tener una buena higiene con el fin de evitar su propagación. Así pues, si padeces conjuntivitis, cambia la funda de la almohada con frecuencia; si sueles maquillarte, no compartas tu maquillaje para ojos y reemplázalo cuanto antes; no compartas ni toallas ni pañuelos; no te toques los ojos y lávate las manos muy a menudo.

Si eres usuario de lentes de contacto, tal y como hemos destacado antes, espera hasta que la conjuntivitis  haya desaparecido. Una vez sea un recuerdo del pasado, abre unas nuevas lentillas, cambia el porta lentes y empieza una nueva solución de mantenimiento.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*