ICL: de 0 a 100 en un abrir y cerrar de ojos

Una ICL (Implantable Collamer Lens) es una lente fáquica, es decir, que se coloca sin necesidad de extraer el cristalino. Va situada en la cámara posterior, entre el iris y el cristalino (en el surco ciliar). Existe otra versión de lente fáquica que puede ir situada en la cámara anterior, y va anclada al iris.

La Visian ICL es una lente fabricada con un material biocompatible con el globo ocular y es muy flexible. De esta manera, puede implantarse de una forma muy sencilla, ya se dobla con facilidad y es posible introducirla dentro del ojo realizando microincisiones corneales. Va situada en la cámara posterior del ojo, justo por detrás del iris, pero sin llegar a tocarlo. No se puede percibir a simple vista, con lo cual a ojos de los demás, es como si no llevara nada dentro. Con la VISIAN ICL se puede tratar la miopía, hipermetropía y el astigmatismo.

lenteICL

¿Soy candidato para la ICL?

El candidato para una ICL debe tener una edad comprendida entre los 21 y 45 años y deben estar afectados por miopía, hipermetropía y/o astigmatismo. El paciente ideal para ese tipo de intervención es aquel que no ha pasado antes por cualquier otro procedimiento quirúrgico oftalmológico. No debe tener alguna otra enfermedad ocular asociada como glaucoma, retinopatía diabética, iritis, etc.

Le haremos las pruebas adecuadas para saber si es un candidato a esta cirugía. Con nuestros equipos de última tecnología, le mediremos la profundidad de la cámara y el estado de salud de las estructuras oculares. Descubra las condiciones para ser candidato.


Desarrollo de una cirugía de lentes ICL

La cirugía ICL es ambulatoria y es de corta duración. La anestesia que se utiliza en esta intervención es tópica, con lo cual usted va a estar despierto durante todo el procedimiento. Las pupilas deben estar bien dilatadas, por este motivo también se le administrarán colirios para esto. No se preocupe, no sentirá ningún dolor, pero para su tranquilidad debe saber que hay un anestesista en todo momento preocupándose de su bienestar.

Antes de la operación, se realiza un agujero en el iris (iridotomía) con un láser especial llamado láser YAG. Esto se hace para que el humor acuoso que hay entre la cámara anterior y la cámara posterior pueda circular libremente después de la cirugía, ya que la lente puede interferir en esta circulación. Es una medida de precaución para evitar que la presión intraocular suba y que se produzca un glaucoma secundario.

La cirugía con lente ICL en 4 pasos:

Para una mayor comodidad y protección adicional, el cirujano puede ponerle un parche el primer día de la intervención. Éste será retirado al día siguiente, durante la primera revisión del postoperatorio. Es muy importante que usted acuda a esta cita, ya que se controla la presión intraocular y se revisa que el ojo esté sano.

Debe seguir rigurosamente las pautas indicadas por su cirujano, especialmente las relacionadas con los antibióticos y antiinflamatorios que hay que administrar los días posteriores a la cirugía.

Conozca las ventajas de las lentes ICL.


  • Ventajas de la ICL
Ventajas de la ICL

ICL: un sólo producto, 7 ventajas

1. Transparente y muy pequeña: el procedimiento quirúrgico es sencillo ya que se realizan incisiones muy pequeñas en la córnea. Se inyecta la ICL mediante un instrumento especial y ésta se despliega y se posiciona sola dentro del globo ocular, entre el iris y el cristalino. Es una operación ambulatoria que dura unos 10 minutos por ojo como máximo.

2. Corrige un amplio rango de defectos refractivos: para todos aquellos pacientes con graduaciones muy altas, la ICL es la mejor opción para ser tratados si no es posible hacerlo con láser. Se recomienda también esta técnica a los pacientes con ojo seco, pupilas grandes o córneas finas. Se puede corregir, además, el astigmatismo asociado a otro defecto refractivo (hipermetropía o miopía).

3. Invisible: su posición, al ser dentro del globo ocular y por detrás del iris, hace que sea imperceptible al ojo humano, tanto para el paciente como para los demás. Es una lente que además tampoco se siente. Lo único que hace es proporcionarle una nueva calidad visual.

4. Reversible: la lente está diseñada para permanecer de forma indefinida dentro del globo ocular, pero en caso de ser necesario, puede ser retirada sin problemas. Esto no va a dañar las otras estructuras oculares.

5. Resultados satisfactorios: una ICL proporciona una gran calidad visual en alta definición. Es un procedimiento predecible y muy preciso. La mayoría de pacientes pueden prescindir de gafas o de lentes de contacto tanto de día como de noche (siempre y cuando no estén afectados por la presbicia).

6. Absorbe los rayos ultravioletas: posee una protección adicional contra los rayos solares dañinos.

7. No daña otras estructuras oculares: su posición está perfectamente calculada para no tocar ni al iris ni al cristalino. Por otro lado, la córnea sigue intacta después de esta cirugía.

Sin duda el tratamiento ICL es una de las alternativas al láser más eficientes en cirugía refractiva. Pregunte a nuestros profesionales sus dudas sobre las ICL. Estaremos encantados de resolverle todas sus preguntas y guiarle hacia el mejor tratamiento para usted. Averigüe si es candidato para este tipo de técnica.


  • ¿Soy apto para el tratamiento con ICL?
¿Soy apto para el tratamiento con ICL?

La cirugía refactiva con ICL se puede utilizar en muchos casos y se consigue una visión de la más alta calidad. Además, permite corregir defectos refractivos altos (hasta -20 dioptrías de miopía, hasta +10 dioptrías de hipermetropía y hasta +6 dioptrías de astigmatismo).

Para ejecutar un tratamiento ICL hay que cumplir las siguientes condiciones:
  • Su defecto visual tiene que estar estable un mínimo de 2 años
  • El paciente debe tener más de 18 años y con un crecimiento acabado
  • Los ojos deben estar sanos, es decir, no tener catarata, glaucoma o cualquier otra enfermedad ocular inflamatoria
  • Ninguna enfermedad retiniana
  • En caso de embarazo o lactancia, hay que aplazar la cirugía ya que la refracción ocular puede variar
  • La cámara anterior del ojo debe ser suficientemente profunda. Esto lo medimos de una forma muy precisa antes de cualquier intervención para determinar si hay suficiente espacio en la cámara anterior
  • Con aproximadamente 45 años es posible realizar un cambio de lente si el paciente lo prefiere, ya que se manifiesta la vista cansada y se puede eliminar el uso de gafas de cerca.

En todos los casos hay que realizar un examen médico detallado. Gracias a los instrumentos diagnósticos modernos y controlados por ordenador, es posible medir los más pequeños detalles para poder tratarlos con la máxima precisión y seguridad.

Tras una intervención con ICL, por seguridad es necesario realizar un control oftalmológico anual. Una ICL puede permanecer durante décadas en el ojo y permite una excelente visión de lejos durante todo este tiempo.

Si lo desea puede consultar los precios de una cirugía ICL.


  • Desarrollo de la cirugía
Desarrollo de la cirugía

15 minutos bastarán para ver el mundo con una nueva visión

¿Qué debo tener en cuenta antes de que me implanten una ICL?

Visian ICL implantada
Visian ICL implantada

Después de realizar las pruebas preoperatorias detalladas, obtenemos toda la información necesaria para ejecutar el implante de ICL. De esta forma podemos fijar la fecha de la intervención.

Mientras llega el día de la cirugía, nosotros pedimos la ICL seleccionada y elaborada especialmente para usted.

Le recetamos unos colirios para evitar posibles inflamaciones, y es necesario aplicarlos 3 días antes de la operación. Por otro lado, el día de la intervención se le administrará otro colirio para dilatar las pupilas. Es muy importante seguir rigurosamente las pautas indicadas.

En ocasiones, podemos pedir por su seguridad algunos documentos o fichas médicas a su médico de cabecera, aunque se utilice anestesia tópica. A veces algunos pacientes desean calmantes suaves, y por ese motivo el anestesista necesita toda la información posible sobre su estado de salud. En muy pocas ocasiones los pacientes desean anestesia general. Se puede realizar sin problemas, ya que hoy en día las anestesias modernas se controlan muy bien, y puede volver a ser consciente (hablar, moverse) poco tiempo después de la intervención.

Light Bulb OnNo use lentes de contacto durante una semana antes de la intervención.

Podemos ayudarle con la organización de su viaje en caso de que usted sea de fuera de Andorra. Nuestro equipo multilingüe está disponible para todo tipo de cuestiones, tanto transporte como alojamiento. Usted no debe preocuparse por nada.

Light Bulb OnEs necesario que usted venga acompañado, ya que no puede conducir tras la cirugía y tampoco se recomienda desplazarse solo. Los pacientes extranjeros suelen tener un hotel cerca de la clínica y pueden desplazarse caminando.

El día de la operación, abstenerse de:
  • Utilizar maquillaje
  • Aplicar crema facial alrededor de los ojos
  • Ir perfumado
  • Aplicar loción de afeitado

La anestesia es mediante colirios, pero para su seguridad, usted no debe ni comer ni beber durante las 4 horas previas a la intervención. En caso de estar tomando alguna medicación especial para algún otro tratamiento, puede seguir tomándola sin cambiar su rutina.

El día de la operación

Es posible que realicemos más pruebas el día de la operación por razones de seguridad. Las cirugías intraoculares las realizamos en un quirófano muy moderno y equipado con la mejor tecnología en el hospital de Escaldes-Engordany. Allí disponemos de una sala especial para el tratamiento ocular con ICL. Además, hay un espacio adicional para sus acompañantes.

Una vez en el hospital (si lo desea, sus acompañantes pueden venir con usted hasta allí), debe cambiarse y vestir la ropa especial de quirófano que le proporcionaremos. Podrá cambiarse en un vestuario privado. Se recomienda vestir ropa cómoda que sea fácil de quitar. Por favor, no traiga objetos de valor.

A continuación le acompañaremos hacia una camilla especial que se utiliza para las operaciones. Si es necesario, le pondremos automáticamente en posición de decúbito supino (tumbado boca arriba). Controlaremos de nuevo el diámetro pupilar y si es necesario, aplicaremos más colirio hasta alcanzar la dilatación ideal. Le administraremos también la anestesia tópica, para no tener ningún dolor durante la operación.

La intervención

Durante toda la intervención usted será atendido por nuestro equipo multilingüe.

En primer lugar desinfectamos los ojos y todo su alrededor y aplicamos de nuevo la anestesia tópica para no tener ningún dolor.

Se cubre el rosto con material estéril para evitar cualquier infección y así el cirujano empieza a operar. Durante la operación, mantenemos su ojo bien abierto gracias a un instrumento especial. No debe tener miedo por el hecho de parpadear de forma involuntaria.

Durante la intervención no debe sentir dolor. En caso de sentirse incómodo o de tener alguna sensación desagradable, le administramos más anestesia. En general, la intervención dura menos de 10 minutos. Durante este tiempo intente no mover la cabeza y mantenga los ojos tranquilos, pero no debe preocuparse, ya que el cirujano es capaz de controlar y corregir sin problemas los pequeños movimientos.

Al final de la cirugía, se le administran más colirios y se le pondrá un parche para la posterior protección.

Finalmente, le acompañamos a una zona de descanso, donde puede relajarse y donde  esperan sus acompañantes. Después de aproximadamente 2 horas volvemos a revisar su ojo, pero si lo prefiere puede abandonar el quirófano durante ese tiempo y, por ejemplo, retomar fuerzas en la cafetería. Después de la última comprobación ocular, nos despedimos de usted y puede irse a su casa o al hotel.

Light Bulb OnNo se frote el ojo, no lea ni vea la televisión con el ojo tratado.

Después de la intervención

Después de la intervención los ojos pueden estar un poco sensibles y la visión será algo borrosa, ya que las pupilas todavía estarán un poco dilatadas y además la pomada administrada le puede molestar. Esto es normal y con las horas notará una mejora. Tenga especial cuidado a la hora de ducharse, el agua no debe entrar en los ojos. Durante la noche duerma con el parche que le proporcionaremos para evitar toques involuntarios.

El día siguiente

Durante el control postoperatorio del día después, la agudeza visual ya ha sido alcanzada. Cada ojo no reacciona por igual y por ese motivo a veces se necesita un poco de paciencia hasta que la visión sea perfecta. Durante las próximas semanas, puede tener pequeñas oscilaciones o variaciones visuales debidas al proceso de curación. Respete con atención las pautas de administración de colirios dadas por el cirujano. Si usted está fuera de Andorra, puede viajar o volver a su casa después de este control, aunque probablemente querrá quedarse unos días en Andorra para disfrutar de este bonito país: ¡merece la pena!

Planificaremos conjuntamente las próximas revisiones, aunque también puede realizarlas en su país. Evite esfuerzos físicos y hacer deporte durante aproximadamente 5 o 6 semanas. Después de este tiempo, el proceso de curación ha terminado y puede retomar su ritmo de vida habitual con una visión perfecta.

A partir de ese momento va a poder disfrutar de una nueva calidad de vida.

¿Desea conocer el precio de su libertad visual?


  • Precio
Precio

Vea como nunca antes había visto

Si tiene un defecto refractivo alto se sorprenderá de los resultados obtenidos con la inserción de una ICL. Será capaz de disfrutar una nueva visión con una  inimaginable perfección y calidad.

La cirugía con ICL debe ser realizada en un quirófano bien esterilizado. Este factor aumenta el coste del tratamiento con ICL y por lo tanto el valor de la intervención es más alto que con el tratamiento láser.

Después de realizar un examen inicial, podemos valorar cual es la ICL que más le conviene. Si tiene astigmatismo, se deberá implantar una ICL tórica para lograr una visión óptima. Esta versión de lente con astigmatismo tiene un precio más elevado.

Tras el examen inicial podremos ofrecerle un presupuesto detallado del tratamiento en el que se incluyen todas las necesidades:

  • los exámenes preoperatorios,
  • los costes de la cirugía,
  • el coste de los materiales,
  • el seguimiento postoperatorio.

El coste del implante de una ICL empieza desde los 2.500 € por ojo.

El coste del implante de una ICL tórica empieza desde los 2.800€ por ojo.

Consulte las ventajas de las lentes ICL.


  • Vídeos testimoniales ICL
Vídeos testimoniales ICL

Marta A. se operó recientemente con el fin de corregir su miopía. A pesar de tener también la opción de realizarse la cirugía mediante FemtoLasik, decidió optar por las lentes Visian ICL. En esta vídeo entrevista nos cuenta su experiencia personal.

Sergi es un caso especial: trabaja con nosotros en VallmedicVision. Usuario de gafas desde los 8 años y más tarde de lentillas, le daba pavor operarse. Pero tras superar su miedo, se decidió por liberarse de ayudas ópticas y corregir su miopía y astigmatismo mediante lentes ICL. En esta vídeo entrevista nos cuenta lo bien que se siente ahora que ya no depende de gafas ni lentillas. Además ahora es quien habla con los pacientes que se han de operar mediante lentes ICL: les explica todo el proceso y los anima a dar el paso para tener una visión perfecta sin gafas.


Contacto VallmedicVision
vallmedic_logo_header

Av. Nacions Unides, 17
AD 700 Escaldes-Engordany
+376 88 55 44

Av. Picasso, 57
07014 Palma de Mallorca
+34 971 220 666

Passeig Vilanova, 94
08870 Sitges, Barcelona
+34 93 625 2440

Copyright por Vallmedic 2018. Todos los derechos reservados.