RIESGOS DE FROTARSE LOS OJOS

vallmedicvision_frotarse_ojos_hanneken_andorra-1024x671.jpg

Frotarse los ojos es un acto que muchas veces realizamos de manera involuntaria. Si te fijas suele ser una de las primeras cosas que haces al despertarte, como para ayudarte a desperezarte. También lo haces cuando tienes sueño o sientes cansancio. En el peor de los casos, cuando te entra algo en un ojo.  Sea cual sea la situación, el hecho es que frotarse los ojos no es una buena idea y sin saberlo, se pueden causar daños.

 

Si te frotas los ojos, los riesgos son múltiples

Cuando te frotas los ojos, puedes hacerlo de tres maneras: con los dedos, los nudillos e incluso con las palmas. Todos estas partes de tu mano pueden contener bacterias y te puedes provocar (sin saberlo y sin quererlo) una conjuntivitis. Esta patología provoca una inflamación o infección de la conjuntiva, el tejido que  recubre los párpados y cubre la parte blanca del ojo (la esclerótica). En caso de conjuntivitis hay que ser precavidos y meticulosos con la higiene ocular pues se propaga con cierta facilidad.

Sin darte cuenta, al frotarte los ojos también puedes provocarte una blefaritis que es cuando se te inflaman los párpados. Sus síntomas son muy variados: sensación de arena en el ojo, escozor, picor… Se puede llegar a tener la sensación de ojo seco y puede aparecer “caspa” en las pestañas.

 

Frotarse los ojos puede resultar placentero pero también puede ser peligroso

 

El orzuelo es otro riesgo de frotarse los ojos. En la gran mayoría de situaciones puede producirse por una bacteria denominada estafilococo, la cual está presente en la mucosa de la nariz y se transfiere al párpado a través de las manos. Aunque puede llegar a ser muy molesto, no produce ningún síntoma en la visión.

 

Una patología ocular algo desconocida por los pacientes pero que puede ser provocada por el frotamiento de los ojos, es el queratocono. En este caso es una patología de la córnea que se caracteriza por producir un adelgazamiento progresivo de la superficie de la misma. Se manifiesta generalmente en la juventud deteniendo su progresión entre los 30 y 40 años de edad. Lo curioso del queratocono es que se puede desarrollar en pacientes alérgicos o pacientes que se frotan los ojos con elevada frecuencia. Aunque en principio nada más esté presente en un ojo, con el tiempo puede desarrollarse en los dos ojos y puede llegar a afectar la visión de ambos.

 

Arrugas: sí, frotarse los ojos puede provocarlas. Como bien sabes, las arrugas son vistas como signos de envejecimiento. Pero es que al frotarnos los ojos se contribuye a deteriorar la piel de los párpados. Y consecuentemente se facilita la aparición de arrugas así como ojeras y bolsas que tanto afean la mirada pues transmiten envejecimiento y cansancio.

 

Si te has operado recientemente de Lasik…

Tu oftalmólogo cirujano te lo dirá e insistirá: no te frotes los ojos durante unos días después de la cirugía correctiva de tu defecto refractivo. Tras la operación tus ojos estarán más sensibles a posibles infecciones por lo que deberás tener especial precaución. Además existen otras recomendaciones que hemos resumido en el siguiente post.

 

No es bueno frotarse los ojos cuando te ha entrado algo en ellos

 

Si te ha entrado algo en el ojo

Es difícil no frotarse los ojos cuando te ha entrado algo en ellos. Nuestra recomendación para este caso es realizar un frotamiento leve, sin apretar la piel que cubre el párpado, y realizar un movimiento circular. También es buena idea aplicar lágrimas artificiales o suero fisiológico y no preocuparse pues el  mismo ojo tiene su propio  mecanismo de expulsión de cuerpos extraños. En caso de ser un cuerpo extraño importante en tamaño o potencialmente peligroso (como un cristal) se debe acudir cuanto antes ante un profesional de la salud visual o a urgencias.

 

Así pues aunque al frotar los ojos se note cierto alivio y se estimule la producción de lágrima, se debe recordar que hay que hacerlo sin presionar, de forma leve y siempre con las manos limpias. En caso de notar una molestia persistente que te provoca que te tengas que frotar los ojos, acude a tu oftalmólogo habitual.


DEJA UN MENSAJE

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados com *


Contacto Vallmedic Vision
Vallmedic


Av. Nacions Unides, 17
AD 700 Escaldes-Engordany
+376 88 55 44

Av. Picasso, 57
07014 Palma de Mallorca
+34 971 220 666

Copyright por Vallmedic 2018. Todos los derechos reservados.