TOPOGRAFÍA CORNEAL / CÁMARA DE SCHEIMPFLUG

Durante una visita al oftalmólogo es posible que este facultativo nos pida la realización de una topografía corneal para valorar el estado de la córnea.

 

¿Qué es una topografía corneal?

En Vallmedic Vision & Aesthetic realizamos la topografía corneal mediante Sirius de Schwind

Se trata de una prueba diagnóstica que se suele realizar con el fin de crear un mapa de la superficie de la córnea a través de imágenes. Así pues se conseguirá ver la curvatura de la superficie de la córnea que es en realidad de gran ayuda tanto para el oftalmólogo como para el optometrista a la hora de detectar una patología visual como para cirugía refractiva.

 

Esta prueba es rápida, no invasiva, es decir que no toca el ojo y se realiza siempre en una habitación oscura. Además para su realización no hace falta dilatar los ojos.

 

Topografía corneal de un paciente real
Topografía corneal de un paciente con una córnea regular

 

 

Recordando qué es la córnea…

 

La cornea está situada en la parte anterior del globo ocular. Su principal característica es que es transparente. Es la estructura con mayor responsabilidad en la graduación ocular total y vital para que la imagen que llega a la retina se forme adecuadamente.

Está formada por seis capas que están dispuestas de una manera muy específica con el fin de conseguir una estructura totalmente transparente y sin vasos sanguíneos. Se trata de un tejido que es muy sensible porque posee muchas terminaciones nerviosas.

 

¿Para qué se utiliza la topografía corneal?

Su oculista puede pedirle que se realice esta prueba en ciertos casos. Por ejemplo para detectar una patología ocular como un queratocono ya que modifica la curvatura de la córnea. También se la puede requerir para determinar el ángulo intracorneal en caso de padecer de glaucoma.

 

Topografía corneal de un paciente con queratocono
Topografía corneal de un paciente con queratocono

Cuando el paciente tiene el deseo de operarse de la vista para corregir un defecto refractivo como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, esta prueba se debe realizar con el fin de valorar:

  • El espesor de la córnea: es un dato imprescindible de saber por parte del equipo médico a la hora de valorar una cirugía con láser;
  • Las irregularidades en la córnea: queratocono, degeneración marginal pelúcida, etc.
  • El tamaño de la cámara anterior: para saber si el paciente es candidato o no a cirugía refractiva mediante lentes ICL puesto que estas van colocadas en esta parte de la córnea.

 

En el caso de que oftalmólogo le recete una topografía corneal, no dude en solicitar su realización en nuestro centro pues contamos con un equipo muy moderno.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*